domingo, 10 de junio de 2007

LOS DICHOS DE PERON

"FRAGMENTO DEL ENSAYO SOBRE REFRANES "DEL DICHO AL HECHO" DEL DR. RUBEN LUIS CASTEJON, DECLARADO DE INTERES MUNICIPAL POR LA MUNICIPALIDAD DE SAN MIGUEL EN EL AÑO 2004" ___________________________________________

LOS DICHOS DE PERÓN

“PERÓN DIJO”
Juan Domingo Perón fue un hombre nacido en zona rural, asimismo fue un enamorado de la cultura popular; no existe ninguna duda que los refranes formaron parte de su vida y de su estudio analítico, y habiendo observado su esencia, su practicidad y su fuerza como formador de opinión publica los impregno de lógica y los implemento en su actividad política, para comprobar lo afirmado solo basta con observar sus “dichos” y las veinte verdades del Peronismo, cada una de estas frases es de estructura breve y contenido sentencioso y contundente, posteriormente el requisito de uso popular fluiría de manera natural.
Los refranes se encontraban fuertemente incorporados en el lenguaje de Perón, tanto es así que las citas refraneras eran una constante en su escritura, a fin de ilustrar lo dicho en su libro LA HORA DE LOS PUEBLOS su Prologo concluye con una frase del “Martín Fierro”: “...NO ES PARA MAL DE NINGUNO SINO PARA BIEN DE TODOS”.
Quien puede negar que alguna vez escucho las diferentes frases de introducción a sus dichos, así: “Como decía el General” o “Ya lo dijo Perón” o “Perón dijo” o cualquier composición previa similar pasaron a formar parte del lenguaje cotidiano de nuestro país, y todos las hemos escuchado en algún momento de nuestras vidas, sin importar -para el caso- estar a favor o en contra de su visión e implementaron política, es mas para escuchar sus dichos no hay requisito alguno de compromiso o participación política, ya que las frases introductivas a sus dichos también ha llegado a oídos de las personas que se autodefinen como “apolíticas”.
Si bien la actividad de Perón fue duramente atacada por sus opositores llevándolo a estar proscripto por muchos años del escenario político argentino, sus dichos no solo permanecieron en pie sino que parecían reforzarse y agigantarse con el paso del tiempo, y esto tiene una sencilla explicación: Perón había hecho de sus dichos verdaderos refranes y como estos últimos cuentan con el beneficio del “uso popular” era imposible que no se siguieran utilizando. Así -por ejemplo- a quienes criticaban su labor de gobierno les lapido sus discursos con una frase refranera “Mejor que decir es hacer, mejor que prometer es realizar”.
¿Por que motivo tantas frases de Perón se transformaban en dichos populares?
Para responder esto hay que tener en cuenta diversos aspectos, en primer lugar la particular atracción que su figura generaba en el Pueblo, era sin dudas una persona carismática; otro aspecto a tener en cuenta es su gran capacidad oratoria, también hay que recordar lo que se dijo hasta este momento en este capitulo, sumándole a lo antedicho la inteligencia del líder político, su capacidad de previsión y análisis, y su poder de síntesis todo esto daba como resultado frases de invulnerable composición. Perón sabia muy bien lo que decía, en que momento y como, y porque lo decía; también sabia que la verdad era subjetiva, por tal motivo la impregno de objetividad en uno de sus dichos al afirmar “La única verdad es la realidad” es evidente que Perón aplico sus conocimientos de lógica a cada uno de sus dichos y que los reforzó con los hechos, por lo que “su decir” y ”su hacer” eran totalmente coherentes entre si.
Pero lo mas llamativo de todo -para el presente ensayó- no es lo que Perón dijo, sino que sus dichos no fueron refutados por contradichos. lo que ha logrado que “sus verdades” perduren en el tiempo con plena vigencia y parezcan de hecho irrefutables ¿Es posible que Perón haya combinado en sus dichos a los refranes con los silogismos y el patético? Todo parece indicar que si, a la forma refranera y a la expresión gauchesca le agrego el razonamiento lógico y la contundencia del patético, agigantando “su verdad” al limite de hacerla prácticamente incontradecible, tanto es así que ni siquiera su frase mas cuestionada -aquella que sus detractores sacaron de contexto-“Alpargatas Si. Libros No” pudo ser alcanzada por un contradicho, porque a pesar de cualquier critica al dicho los hechos de Perón demostraron su intención de extender a todo el Pueblo los beneficios de la educación y su frase sintetizaba un orden de prioridades indiscutibles.

MUERTO EL PERRO SE ACABO LA RABIA
Cuando Perón falleció el antiperonismo eligió -paradójicamente- un refrán ya existente para expresar su alegría “Muerto el perro se acabo la rabia” dijeron de espaldas al dolor popular, esta desafortunada frase mereció un rápido contradicho de María Estela Martínez de Perón “Yo soy la rabia de Juan Perón” dijo la viuda del General, aunque la realidad demostró de manera inmediata que lo suyo fue una mera expresión de deseos, ya que no pudo ni supo darle continuidad a la política implementada por el ex Presidente de la República. Posteriormente el contradicho de la viuda fue tomado por la Juventud Peronista cuando decían “Somos la rabia de Perón”, frase que nunca fue tomada para su uso popular y paso rápidamente al olvido, al igual que el dicho (de la manera implementada) y el contradicho de “Isabelita”, sin dudarlo la frase elegida por el antiperonismo no fue la correcta, porque si el perro había mordido la rabia contagiada seria independiente del futuro del perro, entonces se podría haber aplicado un “dicho contradictorio” “Los muertos que tu matasteis gozan de buena salud” (porque mueren las personas pero no sus ideas).; los detractores de Perón se equivocaron al elegir el refrán, quizá “Sentate en el umbral de tu casa y veras pasar el cadáver de tu enemigo” hubiese reflejado de mejor manera sus sentimientos.
Prosiguiendo con la muerte de Perón, resulta no menos que llamativo el hecho que la misma se haya sintetizada -por sus enemigos- con un refrán existente.
Para concluir el tema de este capitulo: Este ensayo se Titula DEL DICHO AL HECHO...(hay un largo trecho) y el gran mérito de Perón parece haber logrado achicar al máximo dicha brecha, debido a esto y al hecho de haber reforzado sus dichos con metodología lógica es que a los mismos no se le han podido oponer contradichos.

.